Destrucción de la información, es Ley

Las compañías satisfacen las necesidades de sus clientes y esto se alcanza mediante el registro y utilización eficiente y segura de la información que se usa para brindar bienes y servicios. Esta información es cotidianamente confidencial y sensible. La responsabilidad de salvaguardar esta información mientras sea necesaria y destruirla de forma segura cuando ya no sea útil tiene obligaciones éticas y legales.

Toda compañía tiene el deber de proteger a sus clientes, personal y a sí misma, al garantizar la seguridad de la información bajo su mando.

Más allá de la responsabilidad personal está la responsabilidad legal. La Ley de tecnología de la información de salud para la salud económica y clínica, tiene un aspecto en común con respecto a lo que se requiere hacer para la seguridad y destrucción de la información; se resumen :

• Planificar e implementar un Proyecto de Seguridad de la Información Escrita.
• Se debe insertar en el proyecto la Política de eliminación de información.

1. La destrucción de material informático debe ser mediante trituración, quema o pulverización.
2. Los files electrónicos deben ser destruidos mediante métodos físicos.

3. Ejecute la debida diligencia al contratar a una empresa seria de destrucción de documentos o contrate a un proveedor de buenas referencias.

¿A continuación?

En primer lugar, asegurar la seguridad de la información como una prioridad.

Segundo, designe a alguien de confianza para que se encargue de la protección de la información. Esta persona debe ser alguien con un nivel de confianza máximo, que tenga la autoridad con respecto a los aspectos de seguridad de la información de los programas, políticas y nuevas iniciativas de la organización.

Tercero, busque un proveedor de destrucción de documentos que muestre garantía para ayudarlo con el desarrollo e implementación de un Plan de destrucción de información documentado.

Cuarto, desarrollar políticas y procedimientos apropiados para proteger la información. Esté al día de los requisitos federales y estatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *